EL SEXO PROTECTOR

tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

lecturas

Mensaje por tiogilito »

Volvemos a tomar un libro de Kirk Ambrose que ya habíamos tocado: “Marvellous and the Monstrous in the Sculpture of 12th-century Europe”. Pag.9.Introducción.traduzco al aire:
“Gombrich es uno de los muchos que han cuestionado si las representaciones de los monstruos eran necesariamente esculpidas para audiencias humanas, sugiriendo que en muchos casos tenían una función apotropaica.Su formato humorístico significaba que los monstruos podían provocar alternativamente miedo o desatar risa…Muchos gestos concretos, como hacer muecas, enseñar la lengua o la exhibición sexual de la Sheela-na-gig ( y los machos?) han sido interpretados por Christa Sütterlin para afianzar la hipótesis de que esas obras pudieran servir para una función apotropaica.”
Tendremos que leer a Christa, si la encontramos, que en las bibliotecas universitarias va a ser que no.
"Universals in Apotropaic Symbolism: A Behavioral and Comparative Approach to Some Medieval Sculptures"
Y sigue Ambrose:"Pero dudo de cualquier evidencia de la creencia medieval de que los monstruos esculpidos alejaran a las hordas de diablos, aunque no descarto totalmente esa posibilidad. Como los antropólogos han demostrado, muchas creencias fundamentales de prácticas sociales, quedan ocultas.
Elizabeth Valdez del Alamo, por ejemplo , ha interpretado una oración inscrita en un cimacio de un capitel de Silos con aves atacando arpías y leones de manera alegórica: el deseo de proteger al fiel contra el mal”
.
Pero luego el estudio se diluye en contemplar otras propuestas: que si servían para que los monjes se sintieran guerreros de Cristo, etc.etc.
Se me ocurre que Ambrose no ha interpretado todo el sentido apotropaico que tuvieran esas figuras en los claustros, al descartar esas “hordas de diablos huyendo del recinto” sin tener en cuenta que esas figuras también –y básicamente-daban tranquilidad a los usuarios del claustro, donde estaban enterrados los fundadores, y veían que se habían dispuesto en cada arquería las figuras que creían serían eficaces para proteger el recinto. Los frailes sabían que esas figuras , que muchas veces habían visto en los códices rodeando los textos, eran eficaces protectores y vigilantes. Ellos no veían a las hordas huir, pero creían que eso sería útil para ahuyentarlos. Y naturalmente, como esa creencia bordeaba la brujería, no se documentó, pero no dejó de utilizarse, incluso hasta el gótico con las gárgolas.
No es cuestión de saber si eran o no eficaces, sino de que ellos lo creían. Y por eso los hacían poner.
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Volvemos a Grandson

Mensaje por tiogilito »

Pues un pasito p'atrás para volver a un par de detalles del capitel del espinario y sus chicos de Grandson.
Gracias al magnífico archivo de Michel Claveyrolas, generoso y gentil, logro más fotos del capitel. Las facilita su buena amiga Violaine Büchler y tenemos que hacer una rectificación y un descubrimiento, ambos lógicos.
Nos referimos al lateral a nuestra izquierda del capitel, donde veíamos un capado abriendo el vestido. Una mejor toma de Violaine parece mostrarnos que nos hay capaura, sino más bien que se trata -como correspondía entre tanto hombretón- a una dama.
Imagen
No se observa golpe, y sí, aunque para más coña se ha dejado una marca en forma de corazón -jolines- debe tratarse de dama, pese a que ni la ropa ni la cara muestre diferencia con el resto, ni siquiera la poitrine; tan sólo su seductora sonrisa nos sugiere una dama. Imagen
Pero gracias a esa foto, hemos podido desentrañar qué diablos pintaba el personaje de la esquina que se coge una mano con la otra, como si pasara por allí. Y en románico no hay nada gratuito.
Imagen
El dedo. Ese dedo corazón sobresaliendo por encima del resto es tan claro gesto apotropaico como el tipo del otro lado haciendo la mano cornuta. Este capitel es como una iglesia entera resumida.Qué composición. Pórfavor.Imagen
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Re: EL SEXO PROTECTOR

Mensaje por tiogilito »

Habíamos visto el 21 de Enero, pag. 15 de este hilo, un ejemplo de parejas esculpidas en exhibición sexual como símbolo apotropaico siguiendo la línea de Ruth Mellinkoff, en la fachada de la iglesia de San Secondo de Cortazzone, en el Piemonte.
Hemos vuelto a ella de rebote, tras la pista de un mosaico desaparecido que cita Nathalie Le Luel en nuestra última y voluminosa revista, y al que volveremos pronto. Quien ha sido capaz de reproducirlo a partir de la descripción conservada es Giorgio Massola, cuyo interesante blog leemos y al que pediremos permiso para traerlo acá. Y, como siempre con las cerezas enganchadas, ese blog nos devuelve a esa misteriosa escena de San Secondo, que se repite en varios lugares de Italia e Inglaterra. Estoy de acuerdo con Giorgio cuando deduce que esa posición sólo se debe al espacio y el tamaño de las figuras, sin más misterio, aunque la oposición de las figuras da para pensar.
Pero al irme a la wiki a revisar el entorno (ya se sabe: el contexto) me encuentro cosas curiosas, cuando menos. Cuenta que se hallaba en un ramal del camino de Santiago, y en el interior hay abundante fauna es los capiteles: pájaros, sirenas,etc.
Sólo disponemos de fotos del exterior, pero Laurom nos muestra un arquito francamente original en el que básicamente se pretende y logra llamar la atención
Imagen
y vemos a los pies ese capitel con un entrelazo tan frecuente en el románico, que creo haber visto en el Pais Vasco y Cantabria.
Pero todo el entorno de esa pareja que atrae las miradas con su función apotropaica mostrando la genitalidad, aparece plagada de entrelazos y nudos para distraer a los diablos acechantes.
Imagen
Cornisa, molduras, capiteles...todo un entramado protector.
Y rematando en el ábside el juego de dameros y entrelazos, estas dos hermosas...bolitas, en las que, nótese que el botón central -si se tratara no más de figura geométrica caprichosa- no está exactamente en el centro, sino un poco caído. Y es que para el diablo y el aojador también tiran las carretas.
Imagen
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Una fábula románica

Mensaje por tiogilito »

Como digo, Nathalie Le Luel escribe un interesante artículo en la revista Románico nº 20 sobre la iconografía profana en las iglesias románicas. Uno de los ejemplos que cita es el gracioso mosaico de Santa María la Mayor de Vercelli, del siglo XII y destruido en 1776, del que sólo ha pervivido la descripción, en base a la cual se ha hecho una reconstrucción muy lograda que se puede conocer en esta dirección
http://www.isolainvisibile.it/Arte/Il%2 ... Volpe.html
muy bien comentado y con otros varios ejemplos, como en Módena, Venecia, Rávena o Verona. Siempre son ajustados al cuento medieval con moraleja sobre la astucia, como el conocido de la zorra y el cuervo de Frómista. Se trata de la historia de la zorra que se finge muerta para acabar devorando a quienes están celebrando su funeral con una gran fiesta.
Pondremos una mala foto pero es mía, y con un gallo cortado,para ilustrarlo, en un arco de la entrada a la cripta de San Zeno en Verona
Imagen
en las parihuelas que llevan los gallitos, va la zorra haciéndose la muerta...la que les espera...
Los peregrinos veían relatado en imágenes algo que conocían sobradamente, escuchado en las noches junto al fuego. El lema en latín en Vercelli ya menciona la palabra RISUM que no necesita traducción y hasta el que no entendía, viendo aquellos dibujos, reía. Y curiosamente estaba a un lado de la puerta lateral por donde entraban los peregrinos, igual que ocurre en Frómista. Parece que se pretendía tranquilizar, apaciguar y hacer reir a los peregrinos al entrar a la iglesia. Estaban en terreno de paz. Quizás se pensaba igual que en los mosaicos romanos profilácticos en los vestíbulos de sus casas, alejar los demonios y nada mejor que con la risa (no la juerga) que confiere seguridad a quien la disfruta. En los bebés, la risa es muestra de seguridad y tranquilidad y el llanto, todo lo contrario: temor y disgusto. Y aquí se efigiaba el funeral de la zorra, un cuento con moraleja, que poco después formaría parte del Roman de Renart.
Esta interpretación no es la que da Nathalie, ya que para ella “esta exhortación a la risa no es más que una evidencia de la manera en la que una parte de las imágenes profanas, en particular los sainetes paródicos de animales o la trivialidad de lo cotidiano, eran percibidos por los fieles. Divirtiendo y provocando la hilaridad (en contraste con el lugar en el que se sitúan) podían entonces servir como las mejores herramientas para convencer.”
En mi opinión, aquella gente que entraba en la iglesia no necesitaba mucha convicción, ya venían convencidos al salir de peregrinación, y las penurias y temores que sufrían en el camino, les temores al mal , a la enfermedad y al diablo, se apaciguaban con aquella confianza al entrar a la iglesia.
Precisamente, el artículo –que no pretendo rebatir, pobre de mí- presenta de seguido una contradicción: el conocido mosaico de la caza de Lescar, que está en el interior del ábside, lugar no visitable por los peregrinos ni los fieles; tan sólo por los frailes y religiosos. ¿para convencerles? ¿por un sentimiento populachero en un lugar sagrado? Y allí vuelve a contarse una historia risible. ¿Hay que adivinar que para mí tiene un sentido apotropaico, ahora incluso para los religiosos usuarios? Lo veremos luego, porque tiene muchos detalles “con mensaje”. Digo…
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Lescar

Mensaje por tiogilito »

Bien. Para echar un vistazo al mosaico de Lescar siguiendo la propuesta de Nathalie usaremos las fotos de Paula -cómo no-y las de la wiki porque hay una que no encuentro más que en ésta: el nudo en el rabo del burro.
Es evidente que no conocemos el estudio de Barral, así que dando nuestra modestísima opinión, probablemente yerremos.
Nathalie propone que este mosaico en ámbito exclusivamente eclesiástico y en lugar sagrado, fuera hecho por el obispo Gul de Lons para su recreo, ya que por ser aristócrata gozaba de los placeres de la caza, de la que está plagada la historia del mosaico.
Imagen
Es esta escena la más generalmente conocida, porque llama la atención el aspecto del arquero, cojo, calvo, oscuro -dicen que negro-con calza clara y avanzando con ligereza, pese a su prótesis. Como lo tenemos todos en el calendario de este mes de la Asociación, lo tenemos muy visto.
Coincido con Omedes en que tanto éste como el halconero cojo de Jaca, tienen algo en común: la cojera. Y es que pienso que por alguna razón que se nos escapa, la actividad auxiliar de la caza de los nobles era especialidad de los cojos. Aunque para mi tiene un componente apotropaico, en el sentido de que estos lisiados pudieran atraer la curiosidad de los diablos para que el producto de la cacería no padeciera el aojamiento. Hay que ver cómo se resaltan las miradas de humanos y fieras en el mosaico de Lescar. Y acabamos de ver cómo desde la Antigüedad clásica, las escenas cinegéticas tenían -en los salones y entradas de las casas- un claro sentido apotropaico. Lo vemos también en los sepulcros romanos.
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Lescar

Mensaje por tiogilito »

En su trabajo, Nathalie Le Luel cita un estudio de K.Varty "Le mosaique de Lescar et la datation des contes de Renart" al que no podemos acceder, pero en cambio vemos una referencia interesante: un artículo de David S.King titulado "El significado de la amputación en las canciones de gesta", que puede darnos alguna pista sobre los cojos. Su resumen: "La amputación se convierte entonces en un mensaje moral que otras luchas épicas no tienen.Los poetas acusan mayormente a las víctimas de corrupción moral a través del desmembramiento. Porque los sarracenos son las primeras víctimas de esta mutilación, puede primero aparecer que la amputación representa castigo por sus creencias religiosas desviadas. No obstante, en una más amplia mirada a la literatura del siglo XII o XIII, demuestra que los poetas ofrecen la amputación como signo de felonia o maldad. El castigo por sus crímenes no contra Dios sino contra el orden público."
Vemos otras escenas de caza entre animales; por tanto, no parece exaltarse la habilidad cinegética humana, sino el hecho de apresar una víctima, a la manera que aparece en los mosaicos romanos. Es curiosa la postura heráldica del león y vemos una constante : la presencia de pájaros en todas las posturas, que pueden verse como aprovechadores de los restos del festín, pero en multitud de escenas románicas en las que hay muerte, aparecen las aves. Incluso en la grupa de los contendientes, como en Santillana.
Imagen Imagen Imagen
seguimos con las fotos de Paula. Según veo en internet, recientemente aparecieron nuevos trozos del mosaico, que se exponen en la catedral.
Cándido Rico
Mensajes: 24
Registrado: 29 Abr 2013, 21:12
De esta serie introduzca el número impar: 3
Contactar:

Re: EL SEXO PROTECTOR

Mensaje por Cándido Rico »

Llego un poco tarde, pero no me resisto a subir una imagen de San Secondo de Cortazzone para que quienes no la hayan visitado entiendan que la "pareja" no está tan a la vista como parece, es decir, que hay que esforzarse para verla, salvo para diablos y aojadores que vuelan más alto. Y también para hacer notar que las bolitas del ábside se repiten en estas alturas tres arquillos a la izquierda de la pareja.
Imagen
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Re: EL SEXO PROTECTOR

Mensaje por tiogilito »

Hola,Cándido. Además de una foto espléndida, haces muy acertada observación. Si todo esto se esculpiera para ser visto por los feligreses, no sería para venderles también unos gemelos. En Italia sobremanera, suelen aparecer muy altos.
Y las tetiñas, ya hay alguna web italiana que las relaciona con la fertilidad. Ya sabes que yo lo junto con entrelazos y vericuetos para atraer las miradas de los seres voladores.
Curiosamente, estábamos hablando de la fábula medieval de la zorra que se finge muerta para devorar a los gallos, y me llama la atención -advierto que no creo que sea más que una coincidencia- que en uno de los arquillos aparece lo que para mí es posiblemente una zorra o al menos un cuadrúpedo invertido con larga cola, en la misma posición de la zorra del relato. No creo que sea más que una casualidad, porque los que ponen la foto en la wiki- en este casi sigue siendo Laurom- lo describen como un pájaro. Faltarían además los protagonistas del relato, que lo llevarían en parihuelas.
Imagen
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Lescar

Mensaje por tiogilito »

Volviendo a Lescar,en donde me falta la que para mi es la escena más interesante del mosaico, no podemos dejar de lado su abundante iconografía en el alero. Una foto de Paula nos muestra un canecillo probablemente recompuesto en su cabeza pero conservado en su crudeza
Imagen Imagen
es una bella sirena sexuada que parece apoyada en un asiento, a no ser que sean sus aletas caudales. También tiene un diablo de lo más ...infernal

pero quien me tiene intrigado es este eon primo hermano de los de Jaca e Iguacel
Imagen ImagenImagen
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Los cojos también.

Mensaje por tiogilito »

Seguimos repasando la tesis del profesor Alvar, a la que volveremos más detalladamente por la cantidad de datos que nos valen para relacionarlo con nuestra propuesta. Al tiempo, seguimos trabajando sobre el mosaico de Lescar, porque parece que vamos encontrando detalles que pueden acomodarse en esa finalidad apotropaica.
Primero pondremos el enlace a una noticia que Enmanuel no se creía cuando se lo dije recientemente en Silos:
http://www.larepubliquedespyrenees.fr/2 ... 261361.php
que, efectivamente, han aparecido nuevos restos del mosaico el pasado verano.
Un detalle que hemos comprobado en internet y creo muy significativo es que el promotor o quien mandó hacer el mosaico y que hizo poner su nombre, el obispo Gui de Lons, combatió contra los moros en la batalla de Granada con Gaston IV vizconde del Bearn, hecho prisionero y luego liberado mediante el pago de un rescate. "Les Maures le libérarent après lui avoir crevé les yeux." Es decir, que primero le reventaron los ojos a pesar de haber pagado el rescate. Y esto no es normal.¿qué razón hubo para que vieran una amenaza en la mirada de este hombre?
Naturalmente, no sabemos si el mosaico lo mandó hacer antes o después de su ceguera. Yo me inclino por la vuelta, cuando maldijo -en el propio templo- a quienes le habían causado tal mal. Quizás porque efectivamente fuera aojador. Imagino al obispo y todos los clérigos pasando a diario sobre el mosaico pisoteando al moro cojo del pie derecho, en una zona exclusiva.
Imagen
Volvemos a tomar la estupenda foto de Paula. Y en la otra mano, la tesis del profesor Albar.
Uno de los muchos ejemplos de mosaicos apotropaicos, sin mucha malicia, con un delfín atrapando un pulpo, tiene sin embargo un lema escrito bien clarificador: INBIDE CALCO TE, que quiere decir, ENVIDIOSO, TE PISO. Esto sugiere que en muchos casos, como los ojos atacados en los mosaicos romanos, tenían ese carácter apotropaico que venimos manteniendo.
Pero curiosamente, en la pag.243 el profesor cita a Plinio cuando desarrolla el tema de la saliva, que hemos visto también aquí, con valor apótrope. El latinajo de Plinio traducido es: La saliva de los hombres en ayunas es un remedio de los más importantes contra las serpientes , pero la experiencia debe prestar reconocimiento también a otros empleos eficaces de ella. Escupimos a los epilépticos, es decir, conjuramos el contagio. Del mismo modo espantamos el mal de ojo y el encuentro con un cojo del pie derecho.(trad.de D.Glez.Marin)
Naturalmente, nos ha faltado tiempo para contemplar a los dos cojos más famosos del románico: Lescar y Jaca. Ya "sabemos de qué pie cojean" expresión popular que tendría mucho que ver con todo esto. Ambos cojos EXACTAMENTE del pie derecho.
Imagen
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Saliva

Mensaje por tiogilito »

Nos vamos un poco por las ramas, pero hay muchas informaciones cruzadas en torno a estos gestos apotropaicos. Sin duda, el obispo bearnés cruzaba a diario para los oficios sobre el mosaico y escupía tres veces sobre el cojo. En Echano hay dos cojos más en la arquivolta, pero lo son del pié izquierdo, quizás porque no son cazadores, sino músicos. Hasta no hace mucho, estábamos acostumbrados a que los zapateros remendones (con perdón por el nombre, pero así los llamábamos porque nos remendaban las medias suelas) solían ser cojos. De hecho, me cuentan en el pueblo el caso de varios paisanos que eran mutilados y se construían sus propias prótesis.
El doctor Alvar dedica un buen espacio a la saliva, que se utiliza desde la ceremonia del bautismo hasta la extremaunción. Ya vimos el relieve de Toro donde aparece Dios creador del hombre. mojando sus dedos en la boca. Acaso algún curioso como yo, recuerde el gesto inocente de la madre o abuela que presenta a su niño impecable, limpio y repeinado, al que hace el gesto de mojarse los dedos en la boca para afinarle el flequillo, para repeinarlo. Seguramente no sabe que está haciendo un gesto apotropaico de proteger a la criatura, derivado de otro menos higiénico, que era escupirle tres veces. En el film que tanto nos ha hecho disfrutar años atrás "Mi gran boda griega" hay una curiosa secuencia precisamente de la novia griega entrando en la iglesia de punta en blanco, tras la que sus hermanas e invitadas van escupiendo tres veces a medida que desfila, ante el asco y asombro de los civilizados yanquis. Lo cuentan muy bien aquí
http://hortushesperidum.blogspot.com.es ... e-ojo.html
donde sirven la secuencia de la boda griega.
Como he podido descargar parte de una vieja guía de la iglesia de Lescar y quizás podamos reconstruir algo de la vida del obispo y discutir (?) su propuesta de que el mosaico sea galo romano y sólo hizo el obispo que trasladarlo a su actual emplazamiento, tendremos primero que estudiarlo.
Me pregunto si acaso los frecuentes canecillos que vemos en los que el personaje enseña la lengua, pudiera también estar mostrando, además de la burla y desafío al diablo o la provocación al aojador, un sujeto o sujeta que escupen.
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

El mosaico del obispo

Mensaje por tiogilito »

Trataremos de coordinar las diversas fuentes consultadas. Me parece interesante, en primer lugar, el comentario del abate Laplace, en su Monographie de Notre Dame de Lescar en 1863 donde habla del "mosaico representado sobre una banda alrededor de dos ciervos que el obispo había puesto sobre su blasón". Sigue una descripción y argumenta que muchos arqueólogos han opinado que el obispo realmente se apropió el mosaico como idea suya cuando todos los datos apuntan a su origen galo-romano, por su contenido (no olvidemos que lo del cojo del pié derecho proviene de Plinio, en los tiempos de Pompeya) y que se ha hecho una composición con los trozos, de manera que algunas figuras se ven invertidas, como si hubiera estado en otro lugar donde se circulaba por el otro lado. "La disposición general -añade- del mosaico presenta una forma cuadrada que no encaja en absoluto con la forma del ábside, también sus ángulos truncados apoyan la idea de que este mosaico ha podido ser levantado de cualquier monumento y que el obispo Guido lo habría hecho poner en su iglesia".
Seguramente el profesor Barral en ese estudio que no tenemos haya fijado el estado de la cuestión más reciente.
El abate lo relaciona con otro cercano y en emplazamiento galo-romano, el de Pont-d'Oli, que tomamos de
http://visites.aquitaine.fr/villa-du-pont-d-oly
Imagen
argumentando que "en Lescar, como en los Baños del Jurançon, los dibujos son compuestos por cuatro colores semejantes: el negro y blanco en mármol, el rojo en tierra cocida y el amarillo en piedra calcárea. Los cubos son irregulares y tienen un poco más de un centrímetro de grosor. Las uniones son bastante largas y , en una palabra, hay una identidad perfecta en el trabajo de los dos mosaicos, situados a pocos kilómetros uno de otro".
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

El mosaico del obispo

Mensaje por tiogilito »

En vista de la supuesta utilidad apotropaica que pienso tiene ese suelo, y la referencia de Plinio a aojadores y cojos del pie derecho, hemos buscado información sobre el mal de ojo, frecuente en fuentes extranjeras y menos en español, con excepciones como la tesis del dr.Alvar, a la que volveremos.
Cuando vi las primeras fotos del mosaico me sorprendió el excepcional nudo que lucía el burro Timer en su rabo, en una toma aislada, pero ahora que vemos para qué se le ha dado el nudo, la cosa puede tener otro sentido.
Lo vemos en una foto de Rosa :
Imagen
Hay imágenes -como ésta-donde parece percibirse sombras de algunas letras al AVFLO que figura sobre la zorra. No tiene mucho sentido, porque no se borran con el tiempo, pero sí pudieran haberse perdido en el supuesto traslado o adaptación y nos volvemos tarumbas buscando un significado que quizás esté incompleto.
Me permito intuir -como Omedes- que ese mosaico no responde en ese lugar a los gustos cinegéticos del obispo y tras buscar -como alguna amiga desde su islaImagen- el relato en alguna branche del Roman de la Rose, no damos con ello. Esto no quiere decir que no lo aceptemos (también hemos visto cosas de Varty, pero no ésta) sino que resulta extraño que sólo la escena de Hermelinda tirando (por cierto, al revés, que parece que es el asno quien tira) de Timer sea la única escena del Roman. Ya digo que parece un contrasentido proponer que el obispo Guy quiera mostrar su posición social y su cultura en donde no lo podían ver más que los canónigos. En fin, que seguramente se habrá demostrado que el mosaico no es galo romano y por tanto sería obra del obispo, habría hecho reflejar algo muy de moda -el Roman quizás no existía como tal en esa fecha, sino como relatos sueltos; el obispo murió en 1141- y sería interesante conocer cómo se ha relacionado el episodio de Hermelinda con el cojo del pie derecho, al que seguimos considerando objeto de los tres escupitajos de rigor cada vez que se pisaba ese suelo.
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Christa

Mensaje por tiogilito »

Vamos a retomar la referencia de Kirk Ambrose que aparece al principio de esta página 20 de este hilo, que escribíamos el 16 de Octubre. Dudábamos de localizar el trabajo de Christa Sütterlin, que iba directo en la línea que defendemos.
Por fortuna y a través de la Uni hemos logrado el artículo: Universals in Apotropaic Symbolism: A Behavioral and Comparative Approach to Some Medieval Sculptures, en la revista Leonardo,en 1989, al parecer de biología.Pero tranquis; doña Christa es Historiadora del Arte, lo que espero suponga mayor peso de su criterio, aunque acabe yendo ligeramente desviada de mis intenciones, o más bien soy yo el desviado, como parece lógico dado el nivel respectivo.
Comienza exponiendo la tibieza con que habitualmente se estudian las esculturas con gestos y expresiones mímicas: la mayor parte de la literatura lo despacha adscribiéndolo al mundo de los locos, lo grotesco, obsceno, mostrando el pecado y el mal. Lo de siempre.
Comenta que muchas veces se va más allá del simple gesto, como lo que hemos ido exponiendo en este largo hilo.Y destaca que para ser pecadores o condenados o malignos, en muchos casos no tienen tal expresión de espanto. Su mensaje-dice-no ha sido aclarado por las fuentes escritas. Vuelve a citar el consabido texto de San Bernardo para preguntarse: ¿Pero son esas esculturas simples representaciones de las fuerzas del mal, del pecado, de Satán y su cuadrilla?
Y sigue: como la iconografía cristiana insiste en ese tema (menos mal que sólo le hicieron caso los cistercienses) un entendimiento intercultural del tema parece poner en duda un simbolismo puramente moral en el plano religioso. Más aún: muchos de los motivos son mucho más anteriores que el Cristianismo; aparecen en los monumentos celtas y en los viejos monumentos del Oriente próximo. Parece, por tanto, que el cristianismo hizo uso de iconografía mucho más arcaica. Y cuando se pregunta sobre su significado, dice que su propósito como meramente frivolidad (o caricatura o anécdota, añadiría un servidor, sin ofender) debe ser excluido. Los aparentemente grotescos parecen seguir unas rutas bastante rigurosas.
Pero por fin encontramos una historiadora del arte que considera que debe buscarse en otras culturas actos y gestos similares, siguiendo rutas biológicas (de ahí la revista que lo publica) aunque para mi modesto entender, debería ser la antropología la rama que se debe “transversalizar” en este tema.
Para las estampitas vamos a recurrir al entorno (prohibido “influencia” dice el maestro Boto) de Silos, con dos conocidos templos plagados de protección contra el mal: Vizcainos y su cercana Jaramillo de la Fuente.
Y justamente en la entrada a la galería porticada de Jaramillo, !!plaf¡¡ enmarcando el acceso, tres figuras claramente apotropaicas: la cabeza diabólica (al menos, negroide, o sea...) y dos animales con cuernos: cabra y bovino. Los diablos cornudos que intenten acceder ya sólo a la galería porticada, lo tienen difícil. Lo igual repele a lo igual.
Imagen

Imagen
tiogilito
Mensajes: 1664
Registrado: 24 Mar 2007, 18:29
Contactar:

Seguimos en la órbita de Silos

Mensaje por tiogilito »

Naturalmente, no hay que andar mucho para ver que "el sistema" también tiene éxito en Vizcainos, a pocos kms. de Jaramillo, ambos no muy alejados de Silos.
Imagen
Imagen
En su único paso a la galería porticada que accede al templo, preside una temible cabeza monstruosa, otro guardián. Y si vamos un poco más allá, en San Millán de Lara, construido ya como basílica imponente para el lugar, y sin galería porticada, el monstruo superviviente está, como mandan los cánones, en la mocheta.
Imagen
Con estos mimbres no parece mucho esfuerzo imaginar cómo estaba construído Silos cuando Domingo Manso se hace cargo del monasterio. De los canes y capiteles que pudo tener, no queda nada. Luego, Santo Domingo tuvo el acierto (bueno, digamos que la gracia divina) de convertirse en taumaturgo, arrojando los demonios de una vecina de los cercanos pueblos de la Sierra. Su fama comenzó a crecer, llegaron las multitudes a venerar -aún en vida- al santo y aquel claustro estaba siempre lleno de menesterosos y enfermos pidiendo salvación. Convenía proteger el recinto a la manera con que se había protegido el sepulcro de los Finojosas en el centro del patio, tan eficaz contra la maldad que inadvertidamente pudieran traer las multitudes. Y con la gente venían los dineros. Así que con dinero y con demasiada gente, no hay más remedio que hacer un claustro arriba, pero siguiendo con la "decoración" decorosa que había tenido éxito abajo. Después, el santo se recicla en "negociador" para rescates en su sucesor Fortunio, oficio que aún hoy sigue dejando buenos beneficios...Pero esa es otra historia que podríamos construir cuando estudiemos Silos de la mano del profesor Boto, una vez que este servidor logre superar el trauma que arrastra tras tener que abandonar el claustro y los magníficos guías (Boto y Hernando) en un corte terminante por imperativo de esas mismas multitudes que como en el medievo acuden (acudimos) en tropel a ...Eurosilos, por usar un término suave para parque temático. Una pena.Imagen
Última edición por tiogilito el 08 Nov 2015, 20:04, editado 1 vez en total.
Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 10 invitados