LA BASÍLICA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA

Responder
Carlos Bouso
Mensajes: 234
Registrado: 27 Dic 2007, 14:11
Contactar:

LA BASÍLICA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA

Mensaje por Carlos Bouso »

El pasado mes de mayo he tenido la oportunidad de volver a visitar Mérida, donde hacía al menos 18 años que no regresaba para mirarlas con ojos distintos que los de un minero.
Me he visto agradablemente sorprendido al descubrir que en esas latitudes también existen restos románicos, los que sinceramente desconocía, y de los cuales la verdad es que, posteriormente, he encontrado escasa información. Es cierto que no es relevante este edificio arquitectónicamente hablando, pero considero que a nivel informativo, y ya que en el Inventario de nuestra web sólo figura una referencia en Badajoz a esta basílica pero sin incluir ningún dato, puede resultar interesante esta sencilla documentación que he preparado.
Existiendo literatura disponible sobre la vida y milagros de la mártir emeritense Santa Eulalia, u Olalla, ya que hasta Federico García Lorca escribió sobre ella en su Romancero Gitano, no se puede decir que exista una abundante obra escrita sobre esta basílica paleocristiana, sobre su etapa medieval y la investigación arqueológica de la misma aunque, según los investigadores, parece haber sido el primer templo cristiano levantado en Hispania como consecuencia de la proclamación de la Paz del Emperador Constantino.
Esta iglesia se considera que debió ser edificada como una basílica martirial, en memoria de Eulalia de Mérida. Tanta debió ser la fama de santidad y la popularidad de esta santa, que llegaría a ser nombrada patrona de Oviedo, donde se encuentran sus restos en la Catedral del Salvador; y de Asturias, hasta que fuese sustituida por la Virgen de Covadonga.
Es lo más posible que esta basílica se levantase en la segunda mitad del siglo IV, estando situada sobre lo que fueron una casas romanas a extramuros ya en aquella época, y junto a la puerta Este del Decumanus Maximus, lo que hoy es casi el borde de la ciudad y cercano al río Albarregas. Muy próxima a la estación de Renfe, no muy lejos del Circo Romano y entre los acueductos de Los Milagros y San Lázaro. Sin embargo, bastante próxima a la Puerta de la Villa, centro neurálgico de la ciudad.
Este edificio sería arrasado en un momento indefinido a principios del siglo V, reconstruyéndose la basílica en este mismo lugar en un lapso de tiempo muy breve. Todas las estructuras anteriores quedarán reunidas, teniéndose especial cuidado en no afectar con los cimientos al mausoleo de la Santa, que quedará totalmente integrado en el ábside pero no visible, incluso cuando se construya posteriormente una nave central desproporcionadamente ancha.
La basílica se constituirá rápidamente en un importante centro de culto de forma que, asociada a esta etapa, se iniciará posteriormente por el obispo Masona a mediados del siglo VI la construcción de un hospital y albergue, Xenodoquio, para dar asistencia al gran número de peregrinos que acudirán a la Basílica de Santa Eulalia de Mérida.
Mientras, al propio tiempo, la noticia del martirio de Eulalia pasaría a divulgarse por todo el imperio romano erigiéndose gracias a sus reliquias numerosas iglesias, especialmente en la Europa occidental, y esto la convertiría a comienzo de la Edad Media en un lugar de abundantes peregrinaciones procedentes de Europa Occidental, así como del Norte de África,
Una gran parte de la más que probable construcción original es visitable hoy en día, gracias a la excavación arqueológica realizada a finales del siglo XX, lo que hace accesibles los sótanos del actual edificio, que están en cierto modo museizados, o mejor dicho, adaptados, para la visita a la considerada como Cripta original de Santa Eulalia, y las basas de la obra original.
Esta obra de época romana, cuyos restos son suficientemente abundantes por toda la ciudad de Mérida, permite apreciar los sillares sobre los que se elevaron los correspondientes pilares que permitirían levantar el edificio original, hoy desaparecido y, para posteriormente, aceptar la obra visigótica, la románica y la protogótica, prácticamente contemporaneas, y las reconstrucciones y/o restauraciones del siglo XV en adelante, aunque bastante deterioradas en general, excepción hecha de algunos elementos muy concretos, ya el siglo XVIII.
La ciudad, en poder musulmán desde 713, fue reconquistada por el rey de León Alfonso IX en 1230, cuando la basílica debía encontrarse en un estado de ruina avanzada dado su abandono durante tantos años, ya que no consta la existencia de restos que permitan pensar en una utilización de culto islámico o de otro tipo. Su reconstrucción fue inmediata, siendo re-erigida entonces por la Orden de Santiago como su Iglesia Capitular.
En lo que respecta a los restos del Románico que nos han llegado hasta la actualidad, quedan estos muy diluidos entre la obra general si bien, al exterior, como principal elemento de nuestro interés, podríamos enumerar principalmente la portada románica de tres arquivoltas, FOTO 1, situada prácticamente en la cabecera meridional del crucero, con arcos más de herradura que de medio punto, apoyados sobre columnillas cuyos capiteles, totalmente deteriorada la piedra granítica, no podemos conocer.
Por otra parte, algunos pocos canecillos de buena traza, FOTO 4, entre un conjunto de piezas que podríamos calificar de escaso interés, al igual que las metopas y unas prácticamente inexistentes impostas en el correspondiente muro sur de la nave, que parece el más completo a efectos románicos.
En el interior del edificio se conservan dos pequeños arcos románicos, FOTO 5, que dan paso a las capillas y habitaciones absidiales laterales y en el muro Norte, las cuales están destinadas a su uso como sacristía, almacén, etc. Debemos mencionar que las tres capillas absidiales incrementan su espacio en base a estar formadas por unas cortas bóvedas de cañón que se unen con el correspondiente cuarto de esfera, cerrando de ese modo los tres ábsides. Así como el central, de mayor tamaño, es circular tanto interior como exteriormente, los dos laterales son circulares interiormente, pero exteriormente rectangulares, sin que se conozca si esa construcción fue la original, o corresponderá a añadidos o modificaciones de siglos posteriores.
La construcción general del edificio eclesial consta, desde el origen, de una planta basilical de planta cuadrada, similar a lo que en el siglo V sería típico en Siria, con una superficie cubierta de unos 30 x 30 m. con cabecera de tres ábsides y dividida en tres naves. Parece que la nave central habría tenido un ancho de unos 15 m, doble que el de las naves laterales.
Están separadas por pilares con columnas adosadas, terminadas en capiteles muy sencillos, FOTO 6, en su casi totalidad prácticamente recuperados de las etapas romana y visigótica, FOTO 7, y unidas mediante airosos arcos apuntados de amplio radio, lo que nos permite pensar que podemos encontramos ante un estilo proto-gótico bastante rudo, a pesar de lo estilizado de sus arcos.
Las tres naves terminan en ábsides independientes pero, distintamente a lo que se puede considerar como normal, las naves son en los tres casos, más anchas que los ábsides correspondientes.
Como elemento discordante en la sencillez de esta construcción, encontramos una ventana geminada, FOTO 2, esculturalmente floreada, situada en el “arco del triunfo” sobre el muro frontal que cierra por delante el ábside central en el que se encuentra el altar mayor, FOTO 3. Es probable que hoy esa ventana haya quedado únicamente en el interior de la nave y no tenga conexión al exterior, debido a las sucesivas modificaciones de cubiertas y las ampliaciones que, abundantemente, se realizaron en los siglos posteriores, especialmente en los siglos XV y XVI, e incluso XVIII y XIX cuando se añadirían por el exterior el obelisco monumental y el Hornillo, este último en recuerdo de la forma de martirio que le fue aplicada a la Santa titular, patrona y alcaldesa permanente de Mérida.
La historia de este templo está incorporada a la historia de la Iglesia Emeritense y a su singular relación con los Papas, pues hasta finales del siglo XIX formó parte del Patrimoni Petri, es decir, el Patrimonio del Vaticano.
De cualquier modo, el interés de esta Basílica, además de arquitectónicamente, radica también en su situación geográfica. Su ubicación en Mérida puede que nos sitúe ante los restos románicos conocidos, localizados más al suroeste de España, cuando decir esto es casi lo mismo que decir de Europa, ya que no hemos encontrado tampoco referencias de restos románicos en Portugal situados entre Lisboa y el Cabo San Vicente, con excepción de las Catedrales de Santa Maria Maior en Lisboa (1147) y Nossa Senhora da Assunção en Évora, copia de la anterior, y construida en románico en 1186, aunque sería posteriormente continuada en gótico en los siglos XIII y XIV y, donde aparentemente, hoy sólo quedan algunas ventanas del estilo original en su fachada principal.
Bibliografía:
• La Basílica de Santa Eulalia de Mérida (Arqueología y Urbanismo). Pedro Mateos Cruz. CSIC 1999.
• Iglesia de Santa Eulalia de Mérida, Guías Temáticas 03. Yolanda Barroso y Francisco Morgado. Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida.

FOTO 1
Imagen

FOTO 2
Imagen

FOTO 3
Imagen

FOTO 4
Imagen

FOTO 5
Imagen

FOTO 6
Imagen

FOTO 7
Imagen
Jaime Cobreros Aguirre
Mensajes: 224
Registrado: 22 Jun 2007, 17:39
Contactar:

Re: LA BASÍLICA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA

Mensaje por Jaime Cobreros Aguirre »

Querido amigo Carlos:

Magnífica tu entrada en el foro, pero creo que un trabajo así merece que sea publicado en la sección de "Artículos de opinión" de nuestro web. Es una sección que tuvo vida hace unos años y que en los últimos está media muerta.

En la Basílica de Santa Eulalia de Mérida (para diferenciarla de otra Santa Eulalia que se cita también en santoral del rito mozárabe) se respira algo especial, quizás los aromas primigenios de una religión que comenzaba a tomar carta de naturaleza en Hispania, levantada con mártires y piedras.

Carlos, enhorabuena. Un fuerte abrazo, Jaime.
admin
Administrador
Mensajes: 54
Registrado: 04 Ene 2006, 08:58
Contactar:

Re: LA BASÍLICA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA

Mensaje por admin »

El comentario anterior de D. Jaime Cobreros Aguirre ha sido editado en aplicación de las reglas del foro, ya que incluía comentarios ajenos a este foro y sí pertenecientes al foro privado.
Invitamos a D. Jaime Cobreros a plantear estas interesantes cuestiones en el lugar que corresponde.
El administrador del foro
José Luis Beltrán
Mensajes: 2207
Registrado: 12 Jun 2007, 19:13
Contactar:

Re: LA BASÍLICA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA

Mensaje por José Luis Beltrán »

Felicitamos a nuestro amigo Carlos Bouso por este magnífico artículo acerca de la Basílica de Santa Eulalia de Mérida.
Tan sorprendidos como él al contemplarla nos hemos quedado nosotros leyendo su descripción y el contexto histórico en que se fue desarrollando este templo que hoy podemos disfrutar ya dentro del estilo románico que tanto nos interesa.
Un motivo para proponernos visitar de nuevo la hermosa ciudad que tantos monumentos atesora y que hoy nos muestra uno más, y de máxima importancia, gracias a esta entrada de Carlos.
Javier de la Fuente
Mensajes: 3760
Registrado: 24 Abr 2009, 08:59
Contactar:

Re: LA BASÍLICA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA

Mensaje por Javier de la Fuente »

Gracias, Carlos. No la conocía. Me parece muy interesante.
Carlos Bouso
Mensajes: 234
Registrado: 27 Dic 2007, 14:11
Contactar:

Re: LA BASÍLICA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDA

Mensaje por Carlos Bouso »

Quisiera expresar desde aquí mi agradecimiento a todos los que os habéis interesado por el tema expuesto, tanto en el foro como fuera de él. Sinceramente, no podía suponer cuando lo escribí que se iba a producir tal reacción. En fin, nunca se saben los resultados hasta que no se ven.
Gracias a ese interés, como propuso Jaime Cobreros en su primera intervención, se me ha informado de que en un próximo futuro este documento aparecerá publicado en el archivo "Artículos de opinión"
Estoy convencido de que quedan aún muchos ejemplos de obras monumentales, como esta de la Basílica de Santa Eulalia de Mérida, que no son mínimamente conocidas, aunque presentan un interés más que suficiente para su divulgación. Quizás en AdR deberíamos intentar profundizar más en esta línea de trabajo.
Nuevamente, muchas gracias a todos.
Carlos
Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados